NOTICIA Alex Ross recrea la portada de Action Comics #1

alex ross

El conocido ilustrador Alex Ross nos asombra con una versión de la famosa portada del ‘Action Comics’ # 1, en la que vemos a Superman levantando un coche.

Esta versión del artista surge como resultado de una asociación con Syfy Wire, que lo verá lanzar varias versiones de litografías de edición limitada, versiones alternativas y otros materiales exclusivos de convenciones de cómic. Esta litografía, titulada ‘More Powerful Than A Locomotive’, es la primera que está lanzando, coincidiendo con el 80 aniversario de Superman que se celebra esta primavera. Esta versión actualiza la portada publicada en 1938 con el Hombre de Acero levantando un automóvil por encima de su cabeza con los ciudadanos huyendo de la escena, sin embargo es mucho más temperamental y sombría, usando azules oscuros para saturar la imagen.

El artista, Alex Ross, habló de la importancia histórica del personaje para el mundo del cómic, así como del estilo clásico del personaje.

“La mayoría de las personas que llegan al cómic se dan cuenta de la importancia histórica de Superman. Pero siempre me han gustado los rasgos muy específicos del personaje, y de hecho, versiones muy específicas. Cuando vi algunas reimpresiones de los cómics más antiguos con él, de los años 40, inmediatamente me enamoré del estilo artístico de entonces. Parecía muy serio, muy rudo y listo… un personaje creado para la época de la Segunda Guerra Mundial. Me gusta conectarme con la versión más antigua de él para llevarlo de vuelta a esas raíces.”

La pieza estará disponible para su compra de forma limitada, en la convención C2E2 de Chicago, que se celebrará entre los días 6 y 8 de abril. Con los años, Ross se ha hecho un nombre a través de las portadas de DC, Marvel, Dynamite y Dark Horse Comics, por nombrar algunos. Otras obras notables incluyen su temporada en ‘Marvels’, así como ‘Kingdom Come’ en los años 90.

Sobre Angel Algar

Nacido durante la crisis de Naranjito, aprendí a leer gracias a los Mortadelos de antes de ir a dormir. De ahí mi romance con las historietas y los cómics. Después llegó la adolescencia y con ella la autolimitación de leer sólo Manga. Más tarde y, una vez pasada la edad del pavo y tras haber probado suerte como actorcillo de cortometrajes y escritor de guiones e intentos de novela, recientemente me reconcilio con el comic del que ahora disfruto plenamente sin limitación alguna de género u origen.

Deja un comentario