RESEÑA Goya. Lo sublime terrible, de El Torres y Fran Galán

goya

Esta obra se ha hecho esperar lo suyo, ya llevaba anunciándose una larga temporada. Uno de esos cuadros difíciles de rematar. No importa la espera. Con motivo de la última edición del Salón del cómic de Barcelona, ya podemos disfrutar de este libro.

Lo Sublime Terrible tiene todo lo que uno esperaría encontrase en un cómic centrado en la figura del gran Francisco Goya: sueños pesadillescos, apariciones, fantasmas, delirios… pero sobretodo a un artista perfectamente retratado. Un genio atormentado. Ya sabemos que el sueño de la razón produce monstruos.

El guión no se molesta en narrarnos una biografía convencional y al uso. No hace falta. Va mucho más allá. La historia se nos presenta en un punto muy concreto e interesante de la vida del gran pintor zaragozano. Al inicio vemos al maestro postrado en una cama convaleciente de una enfermedad. También se nos muestra desde el primer momento que el hombre sufre unas graves pesadillas y alucinaciones. Será a través de estos delirios terribles, que se nos irá perfilando la personalidad de Goya, a través de su trabajo con los pinceles, de su relación con su esposa Pepa, y sobre todo a través de su amistad con la duquesa de Alba. Un personaje magníficamente tratado.

El Torres realiza aquí una extraordinaria labor de documentación e investigación. Esta es una obra a la que el andaluz ha dedicado ingentes cantidades de tiempo y esfuerzo, y eso se nota en todos los aspectos, desde los fluidos y trabajados diálogos, pasando por el vocabulario que utilizan los personajes, totalmente respetuoso con la época, pero sin resultar extraño para el lector actual, y terminando en la cronología de la vida del artista.

Si El Torres es uno de los guionistas más queridos y destacados de nuestro país no es por casualidad. Dentro del género de terror siempre sabe darle una vuelta de tuerca distinta a cada trabajo, nunca repite la misma obra, y siempre utiliza técnicas de guión diferentes. Es un trabajo muy logrado.

Y ya que hemos hablado del trabajo de documentación, hay que decir que no es menos importante el que ha realizado Fran Galán. Todo detalle está estudiado y bajo control. La ambientación está exquisitamente cuidada, realizada con mimo. El dibujo es limpio, amable y espectacular. Pero sobretodo están esas escenas de tormento. De fantasmas, brujas y aquelarres, que es donde el ilustrador da lo mejor de sí mismo, y embriaga al lector.

En cuanto a la elección del color, la verdad es que no podría ser más acertada. Un juego de tonos oscuros y chillones que ambientan la obra de maravilla, y le dan ese toque onírico realmente especial. Pero sobretodo está ese brutal juego con naranjas y amarillos, que produce un gran desasosiego en el lector.

Sobre Sergio Hache

(Madrid, 1993) mis aficiones (el cine y el cómic) me traen por la calle de la amargura. Cuando tengo tiempo estudio para ser actor en la escuela Metrópolis y publico en @movics_review, la peor cuenta sobre frikadas que podéis encontrar en Instagram. También soy mucho de merendar fuerte.

Deja un comentario