Reseña LA VISIÓN de Tom King y Gabriel Walta

La Vision de Tom King y Gabriel Walta

Corría el año 2016 y el universo cinematográfico de Marvel aún estaba construyendo los cimientos de su gran culminación con Vengadores Endgame, pero por aquel entonces, durante la época de Civil War, se lanzaron nuevas series de la editorial con personajes más secundarios como principales protagonistas, y gracias a ello tuvimos grandes etapas como El Ojo de Halcón de Matt Fraction y David Aja, o la que hoy nos ocupa, La Visión de Tom King y Gabriel Walta.

Estas series, que tenían como protagonistas a personajes más secundarios y olvidados de la editorial y que nunca habían conseguido brillar en solitario, sorprendieron gratamente a los lectores debido a las bajas expectativas que se tenían de ellas, y sin embargo con los años hemos llegado a la conclusión de que fueron unas de las mejores obras que veían la luz desde hacía muchísimos años.

La visión nos cuenta la historia de como nuestro protagonista se construye su propia familia de sintezoides, al más puro estilo tradicional Americano, parejita de niños, en un barrio residencial con perro incluido y cuyo principal objetivo es pasar inadvertidos y convertirse en una familia normal, intentando dejar un lado su naturaleza como seres sintéticos.

No obstante a raíz del asesinato de cierto personaje, es cuando la trama arrancará en un crescendo y nos encontraremos una serie de acontecimientos que determinaran el destino de la familia Visión.

La Visión de Tom King y Gabriel Walta

Uno de los principales puntos fuertes de La Visión es que a pesar de ser un producto con el sello Marvel, se trata de una obra que se aleja por completo del género de superhéroes, se trata mas de un Slice of Life que entremezcla el thriller con la ciencia ficción, y nos va a llevar a una serie de componentes existenciales, que debido a la propia naturaleza de los protagonistas y su afán de ser lo más humanos posibles, intentarán entender el comportamiento humano y convertirse en personas “normales”.

La obra también toca otros temas sociales, así como la xenofobia o la integración social, y lo hace de una forma muy inteligente, sobre todo siendo un tema muy recurrente controversial y que a día de hoy sigue estando muy presente en Estados Unidos, obviamente la familia Visión, se verá afectada por los prejuicios del resto de comunidad en la que viven, y el miedo que sufren ante algo desconocido.

Normalmente asociamos una obra concreta a su propio guionista, pero en este caso es muy reconocida por ser La vision de Tom King y Walta, puesto que el trabajo del artista español complementa el guion de Tom King de una forma espectacular. No es solo que el propio acabado de Walta vaya totalmente acorde a la temática que se trata, con un acabado mas sucio, con trazos más desgarbados, si no que además la propia narrativa visual y composición que consigue al ilustrarla, regalándonos escenas que funcionan y emocionan incluso sin diálogos, consiguiendo también una ambientación muy inmersiva que transmite muy bien la carga emocional de los personajes.

Y al igual que se complementa el dúo de King y Walta, la propia colorista Jordie Bellaire, consigue una simbiosis con el dibujo al mismo nivel. Tanto la paleta de colores que utiliza, como el trabajo de luces y sombras consigue uno de los mejores tandem  Dibujante-Colorista que se haya podido ver.

En conclusión, La Visión es una obra que no deja indiferente a nadie, consigue sorprender tanto al lector más veterano como al que se este metiendo de lleno en este mundo. Se trata de una obra muy redonda que funciona a un nivel por encima de lo establecido dentro de la editorial, y que a cada relectura que se le de se le conseguirán sacar nuevas conclusiones y percepciones.

Sobre Joel Iglesias

Hereje avanzado. Anung Un Rama Was Right!

Deja un comentario