RESEÑA Liga de la Justicia. DC un millón

millón
¿Te imaginas que una editorial pudiera llegar a publicar el número 1.000.000 de alguna de sus colecciones? ¿En qué año estaríamos? Con esa premisa Grant Morrison nos va a presentar ésta historia, DC un millón, en la que la Legión de la Justicia Alpha, los héroes del siglo DCCLIII (básicamente cuando se publicaría el número un millón de la serie Action Comics) quieren celebrar el regreso del Primer Superman a la Tierra después de 100 siglos en su Fortaleza de la Soledad Solar, en el núcleo del Sol.

Para ello, han decidido realizar un torneo, similar a unos Juegos Olímpicos, contando como invitados especiales con la Liga de la Justicia del siglo XX, los amigos del Primer Superman, y una versión joven de éste.

millón

Por supuesto, las cosas no van a ser tan simples. Mientras la Liga de la Justicia viaja al futuro para participar en los Juegos, la Legión de la Justicia se queda en el siglo XX junto con algunos héroes como el Detective Marciano, Acero, Oráculo o la Cazadora para proteger la Tierra en su ausencia, y comienzan los problemas.

Vandal Savage, el villano inmortal, ha derrotado sin problemas a los Titanes mientras robaba varias armaduras de los Rocket Reds y, al mismo tiempo, el Hourman del futuro, aquel que controla el tiempo y se ocuparía de devolver a los héroes a nuestro tiempo, es víctima de un virus que le incapacita por completo. En el futuro, vemos que Vandal Savage no sólo sigue vivo, sino que ha unido sus fuerzas con Solaris, el Sol Tirano, para destruir a la Liga y a la Legión de Justicia.

Con ésta premisa nos encontramos una historia en la que Morrison va a desatarse con los personajes con los que ha estado jugando durante los últimos tres volúmenes, ya que podemos considerar éste una especie de Volumen 3.5 de la colección  Grandes Autores de la Liga de la Justicia – Grant Morrison. Nos vamos a encontrar con héroes en el presente y en el futuro enfrentándose a una amenaza en ambos periodos temporales, y con verdaderos problemas para resolverla. Mientras en el siglo XX los mayores héroes están desaparecidos, en el siglo DCCLIII éstos mismos héroes se sienten como verdaderos cavernícolas debido a lo avanzada de la sociedad en la época.

millón

La historia es entretenida, pero lo cierto es que tiene varios problemas. El primero, la locura habitual de Grant Morrison. Éste evento fue en cierto modo su forma de homenajear a DC, y por ello las otras 35 colecciones que editó DC durante ese mes tuvieron el subtítulo 1.000.000, y si bien algunas nos mostraban lo que ocurría en ese futuro con nuestros héroes, otras sólo servían para presentarnos a las versiones “Un millón” del dueño de la colección.

El problema es la elección de los números que incluye el tomo de ECC que, si bien es cierto que son los exclusivamente necesarios para enterarnos de una forma más o menos coherente de lo que está ocurriendo, pierde la oportunidad de enseñarnos algo de ese futuro, y en ocasiones nos vamos a encontrar perdidos, preguntándonos de dónde sale tal o cual personaje. Además la premisa principal que era ver a nuestros héroes del siglo XX enfrentarse a juegos diseñados para ellos en el futuro no la vamos a ver por ninguna parte, ya que al no ser “esencial” para la trama no está incluida.

Por otro lado, la lectura es farragosa. Al tener que presentar a tantos personajes y situaciones “nuevos”, Morrison y el resto de guionistas tienden a sobrecargar las páginas con cuadros de texto explicativos, lo que frena en muchas ocasiones la lectura y la acción. Estamos acostumbrados a que las lecturas de Morrison sean así en ocasiones, pero lo cierto es que mientras en el resto es una seña de estilo disfrutable, en éste volumen se hace un poco aburrido.

millón

Respecto al apartado gráfico, tenemos que diferenciar dos partes. Por un lado los cuatro números de la miniserie DC: Un millón, que están dibujados por Val Semeiks en el estilo típico de finales de los 90. Héroes musculosos, poses imposibles y diseños de páginas “particulares” en ocasiones, pero en general un poco más bonito que la media de la época. El baile viene con el resto de dibujantes, ya que al tener que meter un único número de varias colecciones vamos a tener un variado de estilos curioso.

Veremos a un Bryan Hitch primigenio con Green Lantern, a un oscuro Peter Snejbjerg en Starman, Howard Porter en la JLA, o Tom Mandrake en el Detective Marciano, entre otros. Sirva de toque de atención para aquellos que sufren los cambios de dibujantes. En éste caso no es un baile de dibujantes, sino un crossover de múltiples colecciones.

En líneas generales un tomo entretenido, que nos va a dejar con las ganas de saber qué otras cosas ocurrieron en ese futuro, pero nada recomendable para lectores nuevos, ya que se van a perder con facilidad. También, como es habitual, los fans de Morrison vamos a ver algunas ideas que luego nuestro escocés favorito va a haber usado más adelante en otras obras (All-Star Superman, sin ir más lejos).

millón

Título: Liga de la Justicia – DC Un Millón

Guión: Grant Morrison, Ron Marz, James Robinson, Dan Abnett, Andy Lanning, John Ostrander
Dibujo: Val Semeiks, Bryan Hitch, Peter Snejbjerg, Howard Porter, Tom Mandrake, Butch Guice, Cully Hammer, Dusty Abell
Color: Pat Garrahy y otros

Editorial: ECC Ediciones
Formato: Cartoné
Páginas: 264 páginas, a color.
Precio: 26.00 €
Publicación: Noviembre de 2015

 

Sobre Alberto Garrido

Deceíta de pro, hechicero supremo en ciernes, angloparlante (pero no de Northampton) y aprendiz de escritor. Si tienes alguna duda, "Look, up in the sky... It's a bird?"

Comentarios “RESEÑA Liga de la Justicia. DC un millón

Deja un comentario