CÓMICS VIEJUNOS Robín y el Murciélago

Robin y el Murcielago

El tebeo de aventuras en España tiene miles de publicaciones, y desde los años inmediatos al final de la Guerra Civil empiezan a florecer múltiples editoriales y series, condicionadas por la escasez de papel, la situación social y la necesidad de jóvenes dibujantes que no eran profesionales de llevar un  dinero a casa.

A estas series nuestras, de producción propia,  se unían también series importadas de fuera, y es que a España llegaban publicaciones de Estados Unidos, por medio de editoriales como Hispanoamericana, y con el nombre de los personajes cambiados. Así pues los chavales de la época pudieron disfrutar de títulos como Tim y Tyler, Superman, Flash Gordon o The Phamton, a los que les cambiaban los nombres por Jorge y Fernando, Ciclón el Superhombre, Flas Gordon o El Hombre Enmascarado.

El caso es que si te pones a rebuscar entre todas estas series de la época te puedes llevar muchas  sorpresas y encontrar cosas que no conoces o no son a simple vista lo que parece, y en este caso vamos a hablar de lo que podría ser la primera publicación de Batman en España, aunque también pudiera no serlo, en fin…

En el año 1948, Publicaciones Ibero Americanas saca al mercado una serie llamada Robín y el Murciélago, dibujada por Julio Ribera y en los guiones aparecen acreditados dos nombres: J.Fernández y posteriormente Walter Benson.

Publicaciones Ibero Americanas  era una empresa afincada en Barcelona  que tiene una actividad editorial breve, ya que sus publicaciones datan de mediados de los años 40 y cierra antes de llegar a 1950. Entre estas publicaciones están series como Vulpo el Hombre Científico, dibujado por Manfred Sommer, editan brevemente Spirit de Will Eisner, bajo el título Spirit y Lateur, en formato vertical y de valor facial de 1 peseta, Norton y Silván, y alguna otra serie muy poco conocida.
Robín y el MurciélagoEl autor: Julio Ribera.

el vagabundo de los limbosJulio Ribera nace en 1927 y trabaja en varias editoriales españolas, como Ediciones Éxito, Publicaciones Iberoamericanas, en donde además de Robín y el Murciélago hace los dibujos del Vagabundo y en Cliper. Es el dibujante de la exitosa serie Platillos Volantes, de Ricart. En el año 1954 emigra a Francia y ha trabajado en la revista Pilote, en donde ha trabajado en series como Dracurella o El Vagabundo del Limbo.

En el año 2004 comenzó la serie Monserrat, souvenirs de la guerre civil.

Como se puede apreciar en la imagen,correspondiente a la serie de Le Vagabond des Limbes, el estilo de Ribera cambia por completo con el paso de los años.

Robín y el Murciélago. Argumento e influencias de otros tebeos españoles.

Si ojeamos el primer número de Robín y el Murciélago enseguida nos damos cuenta de que estamos ante una edición española de las tiras de prensa de Batman de Bob Kane, las cuales tienen su origen en el año 1943, el problema es que cuando continúas leyendo te das cuenta de que esto no es así, ya que Julio Ribera  pasa de redibujar tal cual las primeras tiras de prensa a innovar por su cuenta y a hacer una historia que poco o nada tiene que ver con el personaje de Dc.

Consultando libros como Tragados por el Abismo, de Pedro Porcel e indagando en blogs de internet como “El Desván del Abuelito”  llegamos a una conclusión sorprendente, y es que en ese blog se comenta que Julio Ribera,   en una entrevista realizada para el Heraldo de Aragón, hace estas declaraciones:

Un editor judío huído de Alemania -explica el ilustrador- tenía las dos primeras placas originales del cómic americano, y tras publicarlas, me pidió a mí que lo continuase

El caso es que las nueve primeras tiras de prensa son una copia de las de Bob Kane  y el resto ya  son cosecha propia en donde vamos a observar ciertas diferencias con Batman y en a la vez vamos a ver influencias del tebeo patrio.

Robin primera viñeta

En esta historia tenemos los nombres cambiados, así pues Batman se llama “El Murcielago” y  Robin es Robín, el comisario Gordon aparece pero tiene menos protagonismo y estará acompañado de diversos mandos del ejército americano. El Murciélago y Robin tienen sus alter egos los cuales conservan los mismos nombres que en la versión original y también aparece Alfredo,el mayordomo. Viven en una mansión, tienen una cueva que se comunica con el mar, pero lo curioso es que al no poder usar el nombre de Batman no tienen Batmóvil, tienen un Gatomóvil, un Gatocóptero , un Submargato y un Gatoplano, el cual lleva una ametralladora incorporada la cual usa Robín cuando es pertinente.

Robin segunda viñeta

La ciudad de Gotham no aparece, viven en Nueva York, pero es un Nueva York un tanto peculiar ya que hay campo por todas partes, casas bajas e islas misteriosas sospechosamente cerca, con lo que el escenario no es demasiado realista.

Y es que en esta serie, el protagonismo recae en Robín, el cual es un trasunto de Pedrín, el sidequick de Roberto Alcazar, el intrépido aventurero español, y es que Robín usa frases como “Toma una píldora del doctor Robín”, “Toma asqueroso bicho” o “Tomar vuestra ración, ratas amarillas”, por que esa es otra, el peligro amarillo, procedente de oriente, es el factor común en la serie.

Robín y el Murcielago están tan cambiados con respecto al original que demuestran pocos escrúpulos y recurren al uso de las drogas para conseguir sus objetivos.

Robin y el Murcielago

Como pasa a menudo en Roberto Alcazar y Pedrín, que bajo mi punto de vista es claramente la serie que sirve de inspiración a Walter Benson, aquí los malos son hindúes o chinos, los cuales realizan actos de sabotaje y espionaje industrial ayudados de faquíres, sabios locos y de diversos instrumentos de tortura, y es que la violencia, las muertes y el sadismo están siempre presentes en esta serie. A medida que vas leyendo ves como El Murciélago no duda en usar granadas o pistolas, al igual que Robín, que en un número amenaza a un prisionero con la silla eléctrica si no confiesa quien es su jefe.

Hay que destacar que el mayordomo Alfredo se entretiene en sus ratos libres leyendo pulps como “Los estranguladores de la India”, y es que el peligro siempre viene por el mismo sitio, oriente.

Batman y Robin

Durante los primeros 10 números nos encontramos con un personaje malvado llamado Chang  Tal, misterioso encapuchado que siempre escapa ante el acoso de los protagonistas y que tiene todo un entramado mafioso a su servicio: espias, sicarios, una base secreta, se dedica al tráfico de esclavos y al contrabando de armas, sin perder de vista el negocio de venta de planos de armas secretas robados al ejército de los Estados Unidos.

Pagina chinos

Otra influencia en la serie es la de Milton Cannif, ya que algunas de las protagonistas recuerdan bastante a las mujeres que aparecen en series como Terry y los Piratas, además de que en esa serie la amenaza amarilla también era una constante habitual en el argumento.

La serie acaba  en el número 13, dejando la trama inconclusa, y nunca fué recuperada. Con el paso de los años la editorial Comic Mam hizó una reedición facsímil, que es la que yo he podido leer.

Estamos ante lo que se puede considerar la primera aparición de Batman en España, una serie muy poco conocida, de la que apenas hay referencias y cuyos tebeos originales son poco menos que imposibles de conseguir.

Sobre José Ramón Álvarez García

Aficionado a los cómics desde los 7 años, comienzo a leer tebeos de aventuras como El Espadachín Enmascarado y El Guerrero del Antifaz. Además de leer me ha gustado siempre coleccionar, y el día que descubrí los cómics de Marvel, fui presa de un ansia incontrolable que me llevó a patear todos los rincones de Madrid para completar todas las series de aquel momento. Actualmente leo casi de todo, sigo teniendo debilidad por las ediciones antiguas y mis compras se orientan hacia material clásico reeditado, cómics de Image, Dark Horse y diverso material europeo.

Deja un comentario