Brubaker y Phillips nos sumergen en el drama criminal de los años 30 con un nuevo trabajo, ‘Pulp’

pulp

El dúo creativo formado por el escritor Ed Brubaker y el artista Sean Phillips vuelven a la carga con su nueva novela gráfica titulada ‘Pulp’. Este nuevo título, que llegará a las tiendas USA en mayo de la mano de Image Comics, se sitúa en los años 30 y nos narrará un drama criminal.

A través de un comunicado de prensa, se nos adelanta el argumento de la historia que dice así:

“Max Winters, un escritor de Pulp en Nueva York en la década de 1930, se encuentra inmerso en una historia similar a los cuentos que produce a cinco centavos por palabra: cuentos de un forajido del Salvaje Oeste que dispensa justicia con un arma de seis balas. Pero, ¿podrá Max hacer lo mismo cuando sea perseguido por ladrones de bancos, espías nazis y enemigos de su pasado?”

pulp

El propio escritor menciona en el comunicado haberse decantado por esta época en concreto por tratarse del momento en el que se iniciaron a lo grande los westerns en las revistas pulp.

“Cuando Sean y yo decidimos hacer algo completamente nuevo para nuestra próxima novela gráfica original, él plantó una idea de un western en mi cabeza… Y me sentí atraído por la era en la que ese género llegó por primera vez en grande: las revistas pulp y la Gran Depresión. Pensé en todos esos escritores que contaban versiones ficticias de los últimos días del Salvaje Oeste, ya que su propio mundo atravesaba una de sus horas más oscuras… Y de repente me di cuenta de que estaba inventando una historia pulp, pero ambientada en el mundo real. Una historia que realmente quería contar.”

‘Pulp’, que se presenta a sí misma como una “oscura y misteriosa meditación sobre una vida de violencia” cuenta, como es habitual en las obras de este dúo creativo, con historia de Ed Brubaker y los lápices de Sean Phillips; y tiene previsto su lanzamiento en USA para mayo del año próximo.

Sobre Angel Algar

Nacido durante la crisis de Naranjito, aprendí a leer gracias a los Mortadelos de antes de ir a dormir. De ahí mi romance con las historietas y los cómics. Después llegó la adolescencia y con ella la autolimitación de leer sólo Manga. Más tarde y, una vez pasada la edad del pavo y tras haber probado suerte como actorcillo de cortometrajes y escritor de guiones e intentos de novela, recientemente me reconcilio con el comic del que ahora disfruto plenamente sin limitación alguna de género u origen.

Deja un comentario