NOTICIA Green Hornet vuelve a Dynamite en una miniserie de 4 números

Green Hornet
The Green Hornet (El Avispón Verde), es un personaje ficticio creado por George W. Trendle y Fran Striker para un programa de radio durante la década de 1930. El personaje, que más tarde sería adaptado a serie de TV en la década de los ’60 y que contó con Bruce Lee en el papel de Kato, fue también llevado a la gran pantalla en 2011 con Seth Rogen y Jay Chou. A pesar de que hay algunos cambios en las diferentes versiones, en general todas tratan de Britt Reid, editor del periódico Daily Sentinel quien, tras una máscara combate el crimen, haciéndose pasar por criminal e infiltrándose en las bandas criminales acompañado por su ayudante Kato.

En lo referente al cómic, The Green Hornet ha sido adaptado varias veces por Dynamite Comics de diversas formas, incluyendo nuevas historias, nuevos personajes e inlcuso a un Kato femenino.

En esta ocasión, The Green Hornet: Reign of the Demon se trata de una miniserie de cuatro números, escritos por David Liss y dibujados por el artista Kewber Baal. En ella, y según palabras de Liss, volvemos al estado más clásico del personaje.

“La mayor parte de mi trabajo anterior en Dynamite ha implicado a los personajes de pulp en la era moderna, por lo que es especialmente emocionante para mí escribir una historia con uno de estos personajes en un entorno histórico.”

La descripción oficial de la serie es la siguiente:

Si la imitación es la forma más sincera de adulación, en el caso del Avispón Verde y Kato podría ser de lo más letal. Con su vigilantismo destrozando al crimen organizado, Chicago es visitado por dos individuos enmascarados más: uno clamando ser un amigo, y el otro… su más formidable enemigo.

Con portadas de Ken Lashley y Anthony Marques, The Green Hornet: Reign of the Demon #1 de David Liss y Kewber Baal, saldrá a la venta en USA el 7 de Diciembre de la mano de Dynamite Comics.

Sobre Angel Algar

Nacido durante la crisis de Naranjito, aprendí a leer gracias a los Mortadelos de antes de ir a dormir. De ahí mi romance con las historietas y los cómics. Después llegó la adolescencia y con ella la autolimitación de leer sólo Manga. Más tarde y, una vez pasada la edad del pavo y tras haber probado suerte como actorcillo de cortometrajes y escritor de guiones e intentos de novela, recientemente me reconcilio con el comic del que ahora disfruto plenamente sin limitación alguna de género u origen.

Deja un comentario