RESEÑA Daredevil: El Hombre sin Miedo #9, de Charles Soule y Ron Garney

daredevil-1-preview-header-157658

Con un tono más sombrío y nuevo uniforme Daredevil regresa a la cocina del infierno, un nuevo equipo creativo se ha encargado de su regreso, el guionista Charles Soule al que leímos en comics como ‘La muerte de Lobezno’ , ‘Inhumanos’ o ‘She-Hulk’ y el veterano Ron Garney en el dibujo nos dan un punto de partida nuevo del personaje.

Daredevil Soule GarneyTodo es “All new-All different” en esta nueva singladura, quizá demasiado, tras ocho meses Daredevil ha cambiado su rol de abogado defensor para convertirse en fiscal, entrena a un compañero llamado Punto ciego y una nueva secta le ha surgido en pleno barrio que controla un fulano llamado Diez Dedos.

Como podéis ver todo son cambios en la nueva vida de Matt Murdock, vamos a analizarlos en lo posible después de leer estos primeros números publicados por Panini en un tomo.

Lo primero que nos llama la atención es su nuevo papel como fiscal, muchas veces Murdock como defensor tenía que ayudar a aquellos que perseguía su alter ego y esto le daba un tono a sus aventuras muy interesantes ahora con su nuevo papel no solo va a llevarlos a prisión también se va a encargar de que cumplan condena.

Personalmente siempre me gusto su trabajo como abogado defensor, su despacho cutre y sus casos eran algo que daba un tono de humanidad al personaje, algo parecido a Peter Parker que nunca llegaba a final de mes con la venta de sus fotos en el Bugle. Hemos pasado de “Dan Defensor” a “Dan Acusador” en ocho meses de su vida y aun no sabemos por qué ha ocurrido esto.

Daredevil Soule GarneyOtro nuevo factor que altera la nueva vida de nuestro invidente héroe es que ha adoptado a un compañero al que entrena en los tejados a ratos libres. Su nombre: Punto Ciego, un joven de chinatown ha tenido la suerte de caer en gracia a Daredevil y acompañarle en sus rondas nocturnas. ¿ A qué viene este cambio en la manera de trabajar del solitario cuernecitos? La respuesta es otro nuevo enigma, lo único que sabemos es que Punto Ciego, su nuevo compañero o sidekick, debe gastarse todos sus ahorros en pilas alcalinas para poder hacer que su traje le proporcione la invisibilidad para luchar contra el crimen.

Sinceramente nunca pensé ver a Daredevil, un héroe más solitario que el llanero, acompañado por un ayudante. Parece que Soule se empeña en querer asombrarnos a toda costa sin importar el modus operandi del personaje a lo largo de su carrera. Es cierto que algunas veces estuvo acompañado por Elektra pero era una relación sentimental y de igual a igual nada que ver con lo que nos encontramos en estas páginas.

Y vamos con la última de las innovaciones traídas por este creativo guionista, una nueva secta ha aparecido en Chinatown controlada por Diez Dedos. Pues bien aquí ya sí que me apeo del burro Mister Soule, no solo me llama a esta nueva banda diez dedos además su líder tiene diez dedos en cada mano y algunos de sus esbirros nueve, ocho y así según ocupe el lugar en la jerarquía , cualquier momento dramático queda anulado cuando te fijas en esa cantidad ingente de dedos cruzados unos sobre otros como salchichas en una charcutería.

Daredevil Soule Garney

Si debo alabar algo en este primer tomo que componen los primeros cinco números de la colección mas el All New All Different point blank one shot, es el dibujo de Ron Garney, que salva mucho a la obra, y la inteligente forma de colorear de Matt Milla.

Esperemos que esto solo sea un comienzo y que Soule encamine con mejores pasos a nuestro invidente favorito en los siguientes cómics que están por llegar.

Daredevil Soule Garney
Título: Daredevil: El Hombre sin Miedo #9

Guión:
Charles Soule
Dibujo: Ron Garney
Color: Matt Milla

Editorial: Panini Cómics
Formato: Rústica
Páginas: 140 páginas. A color
Precio: 13,50 €
Fecha de publicación: Agosto de 2016

Sobre Ryan Agente de Hydra

Agente de Hydra en funciones, descubridor del Tintín negro y gurú de los cómics.

Comentarios “RESEÑA Daredevil: El Hombre sin Miedo #9, de Charles Soule y Ron Garney

Deja un comentario