RESEÑA Lamia, de Rayco Pulido

Lamia

Hablar de Lamia es hablar de Rayco Pulido. La obra de este canario (hasta la fecha) ha pasado por ‘Nela’, una adaptación de ‘Marianela’, de Benito Pérez Galdós (2013), ‘Sordo’ (2008) o ‘Final feliz’ (2004) entre otras. Aunque seguramente es más conocido por la obra que reseñamos hoy: ‘Lamia’ (2016), ya que fue la obra con la que consiguió el Premio Nacional del Cómic en 2017.

Lamia es una novela gráfica de género negro cuya narración nos traslada a la España de la postguerra e indaga en la pobreza, la economía y la espiritualidad de aquella sociedad, pero lo hace con un enfoque feminista.

La narración de este thriller en blanco y negro cobra valor con el minucioso trabajo artesanal de Rayco Pulido a través de un estilo modernista que recuerda mucho al cine Noir de aquella época. Pero sin duda el gancho está en un argumento que termina siendo un auténtico serial killers ibérico que aborda temas tan delicados como el adoctrinamiento religioso del franquismo, la maternidad como meta social de la mujer o el papel machista de la iglesia.

La historia se centra en Laia, una joven barcelonesa que lleva una doble vida para perpetrar una vendetta muy particular. Por un lado es una joven e indefensa madre embarazada cuyo marido siempre está fuera de casa por trabajo, y por el otro lado es la prometedora redactora de un programa radiofónico, trasunto del famoso Consultorio de Elena Francis.

A lo largo de toda la obra queda patente el esfuerzo del autor por comunicar más con la imagen que con el texto y eso se nota en un dibujo limpio, directo y sintético. Si hay detalles en una viñeta es por algo. Hay mucha simetría, muchas líneas paralelas, tramas y texturas que pueden despistar si no se está acostumbrado a este tipo de ilustraciones, pero junto al diseño de personajes es tan sintético como genial. Esto es sobre todo evidente en los rostros. Por ejemplo, para enfatizar lo retrógrado y manipulador de un cura, se apoya en unas cejas que no dejan lugar a dudas del tipo de ser (por decir algo) ante el que nos encontramos. Después tenemos un hipnotizador al que acude Laia, un policía metomentodo, las mujeres que escriben cartas al consultorio y un vecino pánfilo… pero también hay algunas viñetas de violencia que podría haber firmado el mismo Tarantino.

Cuando hablamos del ritmo de Lamia tenemos que buscar similitudes cinematográficas como la serie ‘Se ha escrito un crimen’. Por momentos recuerda a esos episodios típicos en los que Jessica Fletcher sabe desde el primer momento quién ha cometido el crimen pero hasta que no descubre por qué lo ha hecho no delata al asesino.

Sin lugar a dudas es una de las mejores obras nacionales de los últimos años. Es uno de esos cómics que te dejan con ganas de más (sobre todo porque son sólo 88 páginas) y es una lectura muy recomendable. Aunque si hay que ponerle un pero, habría que ponérselo a la edición de Astiberri, ya que ha usado unas dimensiones excesivas para esta novela gráfica, siendo más grande que la mayoría de los álbumes de BD.

Sobre Rubén Galgo

Creativo especializado en branding. Friki. Amante del cómic europeo. Fundador de Golem Cómics y colaborador en el podcast Multiverso Sonoro.

3 Comentarios “RESEÑA Lamia, de Rayco Pulido

Deja un comentario