NOTICIA Kevin Conroy explica por qué terminó Batman The Animated Series

batman

En 1995, tras tres años de emisión y con un total de 85 episodios a sus espaldas, ‘Batman: The Animated Series’ llegaba a su fin, convirtiéndose así, en una de las series animadas de superhéroes más celebradas que se han producido. Ahora, gracias al icónico actor que dio vida al Caballero Oscuro en la serie, sabemos por qué finalizó.

Durante un panel en el MCM Comic Con de Londres, el actor de doblaje que puso voz a Batman en la serie, Kevin Conroy, reveló que le encantaría volver para un reinicio de la serie animada:

“No dejaron de hacer la serie porque la audiencia no estaba allí o los actores no estaban allí. Se detuvo en realidad, porque los creadores se quedaron sin ideas para las historias. Y no quisieron comprometer la calidad de lo que tenían y comenzar a crear historias tontas.”

‘Batman: The Animated Series’ fue creada por Bruce Timm y Eric Radomski, y contaba con un equipo de escritores entre los que se encontraban Paul Dini o Alan Burnett, entre otros. El trío formado por Timm, Dini y Burnett, crearían más tarde la serie animada ‘Batman Beyond’. Después, Timm y Dini se unirían para crear la popular serie animada de ‘Justice League’.

Según Conroy, “siempre estaban buscando diferentes formas de volver a imaginar a los personajes, solo para que puedan obtener nuevas historias. Mucho de eso tenía que ver con tratar de inventar historias que no fueran ridículas”.

Además, el actor afirma no estar solo en su entusiasmo por volver a trabajar en nuevos episodios de la serie, pues según él, a todos los actores les hubiera encantado hacer más de ellos.

“Podrías traer a todos esos actores hoy, en un stand, para hacer más series de dibujos animados porque a todos les encantó tanto.”

Actualmente, Conroy se encuentra prestando voz a Batman / Bruce Wayne, en la serie de Cartoon Network: ‘Justice League Action’. La segunda parte de la primera temporada de la serie, ‘Battles from Beyond!’ finalizó el 22 de mayo.

Sobre Angel Algar

Nacido durante la crisis de Naranjito, aprendí a leer gracias a los Mortadelos de antes de ir a dormir. De ahí mi romance con las historietas y los cómics. Después llegó la adolescencia y con ella la autolimitación de leer sólo Manga. Más tarde y, una vez pasada la edad del pavo y tras haber probado suerte como actorcillo de cortometrajes y escritor de guiones e intentos de novela, recientemente me reconcilio con el comic del que ahora disfruto plenamente sin limitación alguna de género u origen.

Deja un comentario