NOTICIA Millar y Bianchi se unen para crear Sharkey the Bounty Hunter

millar

Mark Millar se une al artista Simone Bianchi para la tercera serie del Millarworld coproducida entre Netflix e Image Comics. La obra, que lleva por título ‘Sharkey the Bounty Hunter’ verá la luz en febrero, aunque Netflix ha lanzado ya un tráiler en el que se muestra el arte conceptual de Bianchi.

En esta ocasión se trata de una comedia de acción con tintes de ciencia ficción, y en la que el protagonista recorrerá la galaxia en busca de criminales con la ayuda de un compañero de 10 años que viaja a las estrellas en un camión de helados propulsado por cohetes.

En unas declaraciones, el escritor compara la dinámica entre los dos personajes protagonistas con otras ya vistas en títulos como ‘Leon: The Professional’ o ‘Paper Moon’.

“Cuando me uní al personal de Netflix el año pasado, tuvimos este loco plan de un gran universo de películas de ciencia ficción y Sharkey es la primera de éstas. Sharkey inicia todo un mundo de ciencia ficción que no es más que una comedia de acción al estilo de todas las películas con las que crecí. Me encantan los héroes de clase obrera y me gusta la dinámica padre / hijo de películas como Paper Moon o Leon: The Professional y, por supuesto, Big Daddy y Hit-Girl.”

Esta próxima serie marca un cambio de ritmo con respecto a la serie inaugural del Millarworld Netflix, ‘The Magic Order’, y ‘Prodigy’ que se publicará la semana próxima, y en cuyas obras se nos presentan mundos de fantasía y terror, así como acción y espionaje, respectivamente.

El año pasado, Netflix dio luz verde a un guión de largometraje para ‘Sharkey the Bounty Hunter’ con Michael Bacall firmando como escritor para el filme.

‘Sharkey the Bounty Hunter’ # 1, escrito por Mark Millar e ilustrado por Simone Bianchi, tiene prevista su publicación para el 20 de febrero de la mano de Image Comics y Netflix.

Sobre Angel Algar

Nacido durante la crisis de Naranjito, aprendí a leer gracias a los Mortadelos de antes de ir a dormir. De ahí mi romance con las historietas y los cómics. Después llegó la adolescencia y con ella la autolimitación de leer sólo Manga. Más tarde y, una vez pasada la edad del pavo y tras haber probado suerte como actorcillo de cortometrajes y escritor de guiones e intentos de novela, recientemente me reconcilio con el comic del que ahora disfruto plenamente sin limitación alguna de género u origen.

Deja un comentario