NOTICIA Exposición Historietas del Tebeo, 1917-1977 en el museo ABC de Madrid

El Museo ABC recoge en Madrid 60 años de la viñeta española con la exposición ‘Historietas del Tebeo, 1917-1977’. La muestra se podrá visitar del 31 de octubre de 2017 al 04 de febrero de 2018.

La exposición nos servirá para hacer un viaje en el tiempo, con el que ser testigos de la evolución del tebeo a lo largo de casi todo el siglo XX. En las 300 obras expuestas entre originales y revistas, se encuentran personajes tan emblemáticos del cómic patrio como Pulgarcito, El Capitán Trueno o Mortadelo y Filemón, entre otros. En este recorrido conoceremos la historia de los tebeos, su aparición, y su consolidación como género literario, entre otros datos.

Tal como detalla la web oficial del Museo ABC:

“Historietas del tebeo 1917-1977 es una exposición sobre los tebeos españoles, y, más concretamente, sobre aquellos que se publicaron entre 1917 y 1977. ¿Por qué esas fechas? Porque en 1917 nace la revista TBO, que marcará profundamente la terminología del medio, y porque en 1977, ya en democracia, aparece la revista Totem, que propone el salto definitivo a los cómics para adultos, publicando aquellas historietas europeas y latinoamericanas que marcaron la madurez del medio en los años sesenta y setenta.”

La exposición estará estructurada en tres partes diferenciadas. La primera, es una cronología donde se ponen de manifiesto el origen de los tebeos, y de dónde se sitúa la progresión de la industria así como su entorno. La segunda, denominada ‘Géneros, personajes y autores’, repasa los géneros de la historieta española. Finalmente, la tercera parte ‘Intimidades del tebeo’, está dedicada a la confección y formatos de los tebeos, donde se revisan los almanaques, las ediciones españolas de tebeos extranjeros, así como las novelas gráficas y el boom del cómic para adultos entre otros.

 

Sobre Angel Algar

Nacido durante la crisis de Naranjito, aprendí a leer gracias a los Mortadelos de antes de ir a dormir. De ahí mi romance con las historietas y los cómics. Después llegó la adolescencia y con ella la autolimitación de leer sólo Manga. Más tarde y, una vez pasada la edad del pavo y tras haber probado suerte como actorcillo de cortometrajes y escritor de guiones e intentos de novela, recientemente me reconcilio con el comic del que ahora disfruto plenamente sin limitación alguna de género u origen.

Deja un comentario